Zonas íntimas

Los problemas de la piel en el área genital son relativamente frecuentes. Pero ¿cómo  diferenciar si son moluscos u otra enfermedad de transmisión sexual? Además que pueda ser difícil de ver por ti mismo – con la ayuda de un espejo – es generalmente difícil para el ojo no entrenado determinar qué problemas requieren de atención médica. Una imagen y la descripción de tus síntomas en iDoc24 te podrá ser de gran ayuda.

A continuación puedes leer sobre las enfermedades y los problemas que pueden aparecer en el área genital tanto en hombres como en mujeres. (Otras efermedades de transmisión sexual en las que no aparece como síntoma genital en primer lugar no se recogen aquí, p.ej VIH)

Enfermedades de transmisión sexual que son difíciles de reconocer visualmente

Algunas enfermedades de transmisión sexual no dan problemas cutáneos y requieren de pruebas para hacer un diagnóstico seguro. Muchas personas son portadoras de una bacteria sin saberlo.
Clamidia, gonorrea, mycoplasma y ​​sífilis son causadas por bacterias transmitidas tras relaciones sexuales sin protección. Todas estas enfermedades pueden ser tratadas eficazmente con antibióticos.
Los síntomas de la clamidia, la gonorrea y mycoplasma incluyen ardor al orinar y en ocasiones leve enrojecimiento de la piel y dolor en los genitales. Estas enfermedad no tratada puede conducir a un empeorar los problemas como la infertilidad en las mujeres. 
La sífilis a menudo comienza como una pequeña llaga o úlcera que no duele, en estadíos más avanzados es cuando pueden aparecer síntomas más difusos, como fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, etc Con el tiempo, llega a atacar varios de los órganos del cuerpo.

De acuerdo con la Ley de Enfermedades Infecciosas, cualquier persona que sospeche estar infectado con clamidia, gonorrea o la sífilis debería buscar atención médica inmediata.

La mejor manera de prevenir el contagio e infección de alguna de estas enfermedades de transmisión sexual es usar el preservativo.

La transmisión de estas enfermedades es por contacto sexual nunca a través de por ejemplo, asientos de inodoro, toallas de baño.

Herpes

El virus se contagia durante las relaciones sexuales cuando alguno de los miembros de la pareja está con un brote de herpes genital. Puede trasmitirse a través del sexo vaginal, oral y anal. Las chances de contagiarse aumentan si la piel esta lastimada. Una persona con herpes genital puede pasarse el herpes a otra parte de su cuerpo (por ejemplo a la boca). Por lo tanto hay que evitar tocarse la región genital durante los brotes y de hacerlo lavarse bien las manos.

Se caracteriza porque en la región genital aparecen pequeñas úlceras o llagas dolorosas que curan haciendo unas costras

Suele cursar en brotes que pueden durar de varios días a semanas, tras la curación el virus permanecerá latente o dormido en el organismo pudiendo reaparecer en cualquier momento más adelante de la vida.

Los primeros signos de una infección de herpes puede ser que es de color rojo, con picazón, heridas e irritación. Si eres mujer, los problemas suelen aparecer  alrededor de la vagina. En los hombres generalmente en el pene o el escroto. Los síntomas también pueden aparecer alrededor del recto, en las nalgas o muslos 
La primera vez que hay un brote de herpes genital puede también tener fiebre, ganglios linfáticos inflamados ingles e incluso dificultad para orinar.

El herpes es un virus por lo que actualmente no existe ninguna vacuna contra él. Los medicamentos antivirales llamados “antiherpéticos” se toman durante pocos días y son sumamente eficaces para acortar la duración y disminuir la intensidad del brote.

Condiloma

Las verrugas genitales son causadas por un virus llamado papovarirus (VPH) y puede causar verrugas inofensivas en la zona genital o alrededor del ano. La enfermedad se transmite a través del sexo, probablemente, incluso cuando no hay síntomas visibles. Desde el momento en que se infectan pueden pasar semanas, meses o incluso años antes de la aparición de pequeñas verrugas. Sin embargo, la mayoría de personas infectadas por HPV tienen una afectación subclínica que esta determinada por el subtipo viral, los factores locales y la respuesta inmune desarrollada. La estimación de la prevalencia de la infección por HPV no puede derivarse solamente de las manifestaciones visibles o detectables de la enfermedad.

Las verrugas genitales son una de las enfermedades más comunes de transmisión sexual, especialmente entre los jóvenes. Generalmente los subtipos de bajo riesgo están implicados en el desarrollo de las verrugas (90% asociados a los tipos 6 y 11) y el HPV 16 se halla generalmente en VIN indiferenciado y en el basaloide condilomatoso. Las pacientes están generalmente infectadas por varios tipos de HPV.

Las verrugas tienen una amplia variedad de morfologías como pápulas aplastadas, pápulas más sobreelevadas, verrugas hiperqueratósicas o los verdaderos condilomas acuminados. Generalmente son de color rosa o de color carne.

Los hombres suelen tener verrugas genitales en glande, escroto, el prepucio interior o incluso dentro de la uretra. Las mujeres pueden tener verrugas en los labios, la vagina, la uretra y en el cuello uterino. Tanto hombres como mujeres pueden tener verrugas genitales alrededor del ano, incluso sin el sexo anal. Ademas de en zona oral, como la boca.

La regresión espontánea de los condilomas puede ocurrir hasta en el 30% de los pacientes. De todas formas, la regresión de la lesión no significa la desaparición de la infección por el virus, ya que el genoma viral puede detectarse en el epitelio normal durante meses o años tras la desaparición de las lesiones visibles. En general, el objetivo del tratamiento es la destrucción o la exéresis de la enfermedad visible en vez de la erradicación del HPV, como se objetiva en los regímenes de tratamiento recomendado para las verrugas condilomatosas. Por eso que  los tratamientos tienen por objeto eliminar los síntomas pero no se puede erradicar el virus. Estos métodos incluyen crioterapia, cremas, exéresis quirúrgica o laser.

Moluscos

Los moluscos no son enfermedades de transmisión sexual, pero a veces pueden aparecer en el área genital. Afecta principalmente a niños y adultos jóvenes.

Los moluscos son pequeñas pápulas lisas, de color carne, lisas con una umbilicación central. Son más comunes en los niños, pero a veces ocurren en los adultos. Los Moluscos rara vez necesitan tratamiento y desaparecerán por sí solos con el tiempo – pero a veces tardan hasta dos años en desaparecer.

Cualquiera que haya tenido el virus es probable que sea inmune de por vida.

Foliculitis

Es la inflamación de uno o varios folículos pilosos debido a una infección que suele estar provocada por la bacteria estafilococos o por un hongo.

Puede presentarse en cualquier parte de la piel, aunque las zonas mas afectadas son aquellas que se afeitan o depilan (rostro, cuello, axilas, ingles, zona genital, piernas, etc.)

Las causas más comunes son el traumatismo provocado por el afeitado.El bloqueo del folículo tras la depilación de raíz. La fricción con la ropa o el uso de productos químicos agresivos. Y también algunas enfermedades como la diabetes o la obesidad pueden favorecer su aparición.

Para el tratamiento puede ayudar la aplicación de compresas húmedas y calientes para estimular el drenaje de la foliculitis extensa. Tambien lociones con clorhexidina y antisépticos. De la misma manera si la infección es extensa se prescriben antibióticos por vía oral y tópica para tratar la infección bacteriana y fármacos antimicóticos si el causante de la infección es un hongo.

Balanitis – problemas en el prepucio

La balanitis es un problema común entre los hombres, balanitis, una infección en el pene y el prepucio. La piel del glande tiende a ser irritable, con una erupción roja que pica y pica. La balanitis es la hinchazón (inflamación) de la cabeza del pene. La balanitis puede ser aguda, crónica (cuando dura más de unas semanas) o recurrente.

La balanitis es casi siempre debido a un exceso de higiene. Este tipo de problema puede afectar a los niños pequeños, incluso bebés, así como los hombres adultos.

El tratamiento consiste en cambiar los hábitos de lavado – sin jabón o un perfume. A veces es útil usar crema hidratante.

Vulvovaginitis candidias

Se trata de una enfermedad multifactorial, una infección oportunista que se produce cuando las condiciones favorecen la proliferación del hongo Candida albicans, que puede estar presente de forma asintomática en diferentes mucosas. Estos episodios producen síntomas como el prurito, que aparece en el 90% de los casos, y también son frecuentes las molestias en la zona vulvar como dolor, irritación, escozor, ardor durante la micción o dispareunia, que son inespecíficos y comunes a otras patologías, por lo que el diagnóstico no puede basarse únicamente en la clínica y en la exploración, sino que requiere otros estudios adicionales que lleven a un diagnóstico diferencial y tratamiento adecuado.

Existen diversos factores que favorecen la proliferación de la levadura, como el tratamiento con antibióticos, la diabetes no controlada, los niveles elevados de estrógenos (por ejemplo, durante el embarazo), el estrés, los estados de inmunodeficiencia, la utilización de ropa muy ajustada, la dieta excesivamente rica en hidratos de carbono o el uso de jabones no adecuados que alteran la flora vaginal, entre otros. Los fármacos más utilizados para l tratamiento son los imidazoles. En el tratamiento inicial o de la fase aguda se utilizará de forma prolongada (hasta dos semanas) Póngase en contacto con su médico si usted no está seguro de si realmente tiene hongos, o si ha tenido episodios recurrentes los últimos meses.

Las hemorroides y fisuras

las hemorroides y las fisuras son patologías muy comunes. Son inofensivas y algunas veces se resuelven sin tratamiento.

Las hemorroides son dilataciones varicosas de las venas hemorroidales localizadas en la región anal. Es un trastorno bastante corriente, que causa muchas incomodidades, pero que no reviste consecuencias graves. Se presenta con frecuencia durante el embarazo, si bien afecta por igual a ambos sexos.

Las hemorroides son venas retorcidas e hinchadas por la acumulación anormal de sangre, a causa de la presión demasiado alta que, de una forma reiterada, se produce en su interior.

Por lo general, esto sucede como resultado del esfuerzo realizado durante la defecación, y se debe, en la mayoría de los casos, a un estreñimiento persistente.

El dolor puede ser debido a la formación de pequeñas grietas en la piel adyacente a la hemorroide, llamadas fisuras.

Las hemorroides suelen ser tratados con una crema o supositorio. Pero en algunas ocasiones puede ser necesaria la cirugía.

Incluso después de que una hemorroide haya desaparecido, puede haber pequeños zonas de piel que puede hacer que se acumulen bacterias, picar e irritar la piel.

La psoriasis en los genitales

La psoriasis puede a veces ser una erupción bien delimitada de color rojo, brillante en los genitales de hombres y mujeres. También a veces llamada psoriasis inversa, que a menudo da problemas en la parte inferior de los senos, las ingles y las axilas.

La erupción suele dar picor.  Por lo general, son lesiones simétricamente distribuidas en la piel de los labios mayores, escroto o a veces alrededor del ano.

Las infecciones vaginales debido a la psoriasis son un problema bastante común que se puede tratar con cremas o en casos más graves con tratamientos sistémicos.

Liquen

Liquen ruber plano, o simplemente ruber liquen, es una enfermedad de la piel relativamente común. Liquen ruber produce pequeñas pápulas de color rojizo-púrpura, levantada que pueden llegar a confluir para formar grandes manchas irregulares. A menudo aparecen en las muñecas o en los tobillos pero a veces también afecta a las membranas mucosas de la boca o los genitales. La erupción presenta generalmente picor, y si aparecen en el área genital pueden llegar a ser doloroso y producir picor o escozor. La enfermedad no es contagiosa y por lo general suele curar espontáneamente en un par de años.

Liquen simple es una erupción que produce picor constante e intenso a veces incluso por la noche.

El liquen escleroso es una enfermedad de la piel similar, en la cual la piel se vuelve frágil y de color blanquecino. En las mujeres se manifiesta como una piel fina y dañada, por ejemplo, en los labios mayores, mientras que los hombres se sienten a menudo que el prepucio es doloroso y a veces enrojecido. Más tarde, puede aparecer líneas blancas en el interior del prepucio.

El liquen generalmente se puede tratar con corticosteroides.

Llagas en los genitales

Si las heridas no se curan en unas pocas semanas debería consultar con su médico. En raras ocasiones puede implicar algún tipo de cáncer.